jueves, 15 de septiembre de 2016

Geometría, rectángulos, caminos, valles, cadenas montañosas.
Recovecos, espacios abiertos.
Formas regulares e irregulares.
Llaves sin cerraduras, cerraduras sin llaves, llaves partidas, marcadas, desperdigadas.
Pasado, presente, futuro combinados y entrelazados.
Recuerdos, elementos conocidos y seguros, estructuras inexploradas.
No más puertas, cerraduras, llaves.
Apuntar a lo inexplorado.
A la zona de no confort.

Serie "Cosas de la casa"
Mixto sobre lienzo
080 x 120


martes, 12 de julio de 2016


Busco algo que parece inalcanzable.
Y no se si es lo que busco.
Hay perfecciones que no me satisfacen.
Hay nuevos comienzos llenos de miedos e incertidumbres.
Las experiencias del pasado muchas veces me atan y buscando en ellas también me fortalecen.
Siempre, aunque  No lo perciba una pequeña llama esta presente hoy y  hacia el futuro.
Seré parte de lo que quiera contruir.
Mi voluntad es la única posible para seguir caminando y construyendo.
Los laberintos no son insalvables.
Sólo debo concentrarme y caminar.

Mixto sobte tela
050 x 070
2016





martes, 7 de junio de 2016

Espesuras que se abren.
Contornos sinuosos de caminos ya recorridos.
Cuerpos estirados.
Saliendo al sol.
Subiendo al encuentro de lo diverso.
La fuerza de lo interno se empodera de mi ser sobre un fondo difuso pero tangible.
La audacia de vivir y compartir.
La presencia de los papelitos desperdigados por doquier, revelan el paso de Joaquín.
Ahora integrados. Creando lazos más fuertes en mi mundo, en el suyo, en el cosmos que nos rodea.

viernes, 27 de mayo de 2016

Lo nuevo, novedoso.
El ímpetu, las ganas.
El comienzo fermental y apasionado.
De pronto se diluye.
Acumula tiempo, olvido, marcas, incomodidad.
Cada tanto aparece.
Se topa, lo aparta.
Vuelve a aparecer, lo miro con cariño pero si saber que hacer.
Vuelve.
No lo aparto, no lo escondo.
Lo miro y no hay pasión.
Interactivo en forma superficial.
Y llega otro que lo admira tal cual es. Lo quiere. Siente su escencia llenando su alma.
Juntos se van.


De la nada surgiste.
Pintado en los inicios quedaste sepultado entre tantos otrs.
Un dia sin saber que hacer contigo, te puse en el estante apiyado a la pared detras del teléfono.
Poco a poco te hiciste ver, iluminar, despertar la querencia y admiración.
Así son muchas relaciones.
Personas que parecen que no destacan.
Con el tiempo voy encontrando lo valiosa y maravillosa persona que es.
Y soy feliz que este en mi vida.

Oleo sobre MDF.
Año 2007
24 x 30

lunes, 21 de marzo de 2016

Hay momentos que uno vive situaciones límites.
Estas pueden ser de distintas naturaleza.
En mi caso fue mi esencia, mi ser, mi persona.
El límite del cual uno no puede solo, que tiene que recurrir a sus amigos, pedir auxilio, ayuda. Bajar esa barrera de tanto tiempo que uno construye por la imposición familiar, por la decisión de uno, por el deber ser impuesto. Uno debe poder, uno debe hacer, uno debe solo. Pedir ayuda es bajar la guardia, no sentirse todopoderoso, pensar que es ser menos por eso.
Pero la vida nos guia, nos indica cual es el camino correcto.
Y llego el momento.
Los amigos, los hijos, mi ex esposa, mi hermana estuvieron ahí para recogerme, albergarme, dirigirme, aconsejarme, hacerme ver, encontrar el camino y que lo buscara internamente.
Así es que en parte de este período, donde mi físico y  mi mente no lograban estar presentes, Tatiana me regala un bloc para pintar mas a mi estilo expresionismo abstracto pero con pasteles.
De aquí nace este ejercicio, que no solo es pictórico sino de volver al mundo, de comenzar a entenderme mas. De aceptar consejos, de escuchar y de no sentirme mas todopoderoso.
Que sigo siendo yo, con el conjunto de personas que me rodean y forma parte de mis afectos.
Hoy luego de un tiempo de esta construcción y de este camino emprendido publico esta etapa y de esta forma también vuelvo a publicar en el blog. 
Porque he recomenzado a pintar.
Porque estoy comenzando a vivir.
Porque agradezco a Dios y a la vida los afectos.



































sábado, 21 de junio de 2014

Fragmentos del alma que están separados.
Fragmentos que a veces intentan juntarse y sólo logran acercarse.
Fragmentos que duelen por lo vivido y perdido.
Por lo no conseguido.
Por lo que pudo ser y no fue.
La voluntad a veces se impone para no desmoronarme.
Para volver a construir.
Pero el alma fragmentada vence en muchos momentos.
Soy un sobreviviente de muchas batallas.
Y vuelvo a luchar.
Vuelvo a buscar los fragmentos para aquietarlos y reunirlos en un lazo mas fuerte.
Ese soy yo





DETALLES